Nuestra felicidad es una cuestión de genes

Publicado en por soviet

Imagen IPB

En innumerables situaciones las personas nos tendemos a deprimir por causas innecesarias, y nunca falta el amigo que nos hace ver en una conversación que el mundo es diferente a ese nubarrón negro que vemos. Algunos afortunados, sin embargo, no necesitan de amigos para verlo, y pueden ver el lado brillante de la vida fácilmente.

Para Elaine Fox y su grupo de psicólogos ayudantes de la Universidad de Essex la respuesta a la felicidad está en un gen que no todos tenemos la fortuna de poseer.

En el estudio de Fox se trabajó con 100 voluntarios a los que se les mostró una serie de imágenes y se midieron las reacciones de los mismos ante ellas. Algunas de las imágenes tenían un contenido feliz y positivo, mientras que otras eran de gente pasando momentos desagradables, como por ejemplo atracos.

La manera en la que trabaja el gen aún no está del todo clara, pero se sabe que en los que poseen la variante feliz del mismo el cerebro libera mucha más serotonina, la hormona de la felicidad. Por otra parte, aquellos que no poseen el gen tienden a desarrollar comportamientos neuróticos y ansiosos respecto a sus vidas y los sucesos que en ellas ocurren.

Según Fox, nuestra óptica del mundo está en los genes, y las personas que padecen el gen tienen la capacidad de ver el lado Coca Cola de la vida, mientras los que no lo poseemos, estamos condenados a tomar las versiones de mala calidad de la popular bebida.

Etiquetado en Ciencia y Tecnologia

Comentar este post