Galaxias enanas ponen a la Cosmología moderna al borde de una crisis

Publicado en por soviet

En la modernidad es muy difundida la idea de materia oscura, pero un estudio reciente sobre la Vía Láctea y sus satélites pone en duda su existencia.

La Cosmología moderna se apega cada vez más a la idea de que una forma de masa exótica, lo suficientemente transparente y gravitacionalmente significante, podría explicar la razón por la cual las estrellas y objetos que están alejados del centro galáctico poseen velocidades de rotación muchísimo más altas de lo esperado. Esto no sólo ocurre en algunas galaxias, sino que es una regla general.



Imagen IPB
¿Realmente existen halos de materia oscura en las galaxias? El presente estudio encuentra indicios de que no es posible su existencia (UMN).

Si la materia luminosa observada fuera la que realmente se encuentra en esos sectores galácticos, sus velocidades de rotación debieran ser mucho menores que las observadas. Sin embargo, si existiese más materia de la que se ve, se podría solucionar el problema. Esta supuesta masa 'invisible' es la que se llama 'materia oscura'.

Hasta ahora se ha 'observado' a esta materia, pero solamente notando sus supuestos efectos sobre los movimientos de las estrellas, los cuales difieren de lo predicho por la gravitación clásica. Es decir, no ha podido ser observada directamente hasta ahora. Entonces cabe preguntarse ¿realmente puede existir esta materia?. Recientemente un grupo de investigadores encontraron indicios de que este extraño tipo de materia no debiera existir.

Según el científico Pavel Kroupa del Argelander-Institut für Astronomie (AIfA) de la Universität Bonn, y sus colegas, existen indicios indiscutibles acerca de la inexistencia de la materia oscura, los cuales pueden ser directamente vistos en las galaxias enanas que orbitan en torno a nuestra Vía Láctea.

Kroupa indicó que existen contradicciones severas entre lo predicho por la Cosmología y lo que ellos encontraron. En primer lugar, de existir galaxias satélites, estas debieran estar uniformemente distribuidas en torno a nuestra galaxia, según la teoría actual que considera la materia oscura. Esto actualmente no ocurre, y de hecho se dieron cuenta de que la mayoría de las galaxias estudiadas parecen formar un disco en torno al eje de rotación de la Vía Láctea.

Este sorprendente comportamiento nunca había sido notado antes, y fue observado en las 'clásicas' galaxias satélites de nuestra galaxia, las cuales corresponden a las 11 galaxias enanas más brillantes que circundan nuestro hogar cósmico. Es casi como el comportamiento de planetas orbitando en torno a su estrella madre.

Más aún, según Kroupa, el número de galaxias enanas debería ser mayor al que se ha observado ahora, pero la 'falta' de estos objetos ha sido atribuida a la dificultad para ver a través del centro galáctico. Tomando en cuenta que se han observado hasta ahora 30 galaxias satélites, y que los mejores modelos cosmológicos predicen cientos de galaxias orbitando en torno a la nuestra, evidentemente no se puede culpar al polvo y gas del centro galáctico por la pequeñísima cantidad de satélites galácticos avistados hasta ahora.

El bajo número de galaxias enanas existentes y la formación de un 'disco galáctico' de galaxias satélites puede ser explicado mediante la fusión violenta de varias galaxias jóvenes, las cuales debieron haber arrojado 'racimos' de miles de estrellas a los alrededores. Estos conjuntos estelares se habrían convertido posteriormente en las galaxias enanas que vemos hoy en día, y por efecto de la fusión y rotación de la primitiva Vía Láctea, habrían formado un disco alrededor de esta misma. Pero, lo anterior funciona solamente si no hay materia oscura.

Las ideas de Kroupa y sus colaboradores no sólo han tenido eco ya en una revista científica, sino que han recibido el reconocimiento de diversos científicos especializados en el tema, tal como el famoso astrofísico Bob Sanders de la University of Groningen. Él indica que la evidencia presentada por Kroupa es fuerte y lo suficientemente sólida para sostener lo que dice al respecto de la materia oscura.

El resultado inclina más la balanza hacia el rechazo del modelo gravitacional de Newton y la sustitución de este por un modelo Newtoniano modificado llamado 'Modified Newtonian Dynamics' (MOND), en desmedro del modelo actual que considera a la - hasta ahora intangible - materia oscura.

info---->www.redastro.cl

Comentar este post