La NASA se prepara para retornar a la Luna con dos misiones robóticas

Publicado en por soviet

La institución espacial lanzará próximamente dos modernas misiones lunares para preparar el retorno del ser humano al satélite.

Una de las misiones se llamará Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), la cual poseerá 7 instrumentos. El objetivo de este artefacto es identificar lugares seguros para futuros alunizajes, caracterizar la radiación solar presente en la superficie, localizar posibles recursos útiles para futuras misiones y probar nueva tecnología. La otra misión se llamará Lunar Crater Observation and Sensing Satellite (LCROSS), la cual dará respuestas definitivas a la existencia de agua lunar, con el análisis del impacto sobre la Luna de parte del cohete original que liberará ambas sondas en cercanías del satélite.


Imagen IPB
LCROSS antes del impacto. Este artefacto tendrá una vida corta, pero sus datos permitirán saber definitivamente si hay agua en la Luna (NASA).

Doug Cooke, un directivo de la NASA, indica que las dos misiones proveerán novedosa información acerca de la Luna. Agrega que como resultado de ambas misiones se mejorará drásticamente el conocimiento acerca de nuestro satélite más cercano, debido a que proveerán información de áreas de alunizaje con una resolución que permitirá ver detalles de 1 metro o menos. Adicionalmente dice que los datos permitirán revelar nuevos potenciales usos de nuestro vecino planetario.

Con respecto a los instrumentos del LRO, estos ayudarán a los científicos a crear mapas tridimensionales de alta resolución de la superficie lunar, y mapas del mismo tipo pero con la distribución de radiación ultravioleta que pueda haber en la Luna. Esta información ayudará a saber cómo afectaría esta radiación a los humanos, mediante la medición de la absorción de esta en un trozo de plástico que simulará a un tejido biológico humano. El LRO también mirará cráteres, en busca de posibles lugares en que pueda haber agua congelada.

Según informa la NASA, luego de que LRO se separe, el 'semicohete' y el LCROSS, quedarán orbitando durante 4 meses en torno a la Tierra, antes de impactar de lleno la superficie lunar. Específicamente el semicohete chocará en contra de un cráter cuyo interior se mantiene permanentemente en sombra debido a su posición en el polo sur lunar. Se sospecha que los cráteres de este tipo tiene mayores posibilidades de tener agua en su interior.

LCROSS se separaría momentos antes del impacto, para después tomar datos del mismo, y posteriormente también impactar la superficie lunar, más allá del cráter recién colisionado. El impacto no sólo está destinado a buscar agua, sino que también a profundizar el conocimiento mineralógico del satélite terrestre. LCROSS tendrá una vida bastante más corta que LRO, pero sin duda entregará los datos más interesantes de los que se obtendrán durante ambas misiones.

Por mientras se tiene planificado que solamente LCROSS observe el impacto, pero muy posiblemente se integren LRO y el Telescopio espacial Hubble a la supervisión de este inédito evento.

Ambas misiones serán lanzadas el 17 de Junio de este año a bordo del cohete Atlas V, desde Cabo Cañaveral en Florida.

info --->www.redastro.cl

Comentar este post