Relato paranormal

Publicado en por soviet

Parte 1

Era de noche...
Eran como las 3:30 hrs de la madrugada de un día cualquiera.
No recuerdo con exactitud que día fue... pero lo que si sé, es que esa noche... fue muy especial.

Todos estaban durmiendo... menos yo. Ya que todas las noches me dedicaba a pensar, acostado en mi cama, en todas las cosas que hice durante el día y lo que podría hacer al día siguiente.

La luna iluminaba mi noche... mi cama y mis sentidos...

La cama estaba fría y yo aún sin poder dormir de tanto pensar...
Cuando cerré mis ojos y los volví a abrir, casi como un parpadeo pero lento...
Veo a los pies de mi cama... 4 siluetas. Como de 1.80m. No tenían cabello y eran delgados...

Muy parecido a los llamados extraterrestres... aunque jamás pensé en ello en ese momento...

Continuando con lo dicho... uno de ellos que estaba al lado derecho de mi cama, se acercó a mi alzando su grande y delgada mano, paralizándome.
Lo raro es que sólo podía mover la cabeza... no así el resto de mi cuerpo.

Lo extraño de todo esto... es que en ese momento no sentía miedo en lo absoluto...
Al contrario... sentía calma y confianza frente a lo que me estaba ocurriendo.

cuando me paralizó, se sentó justo al frente de mi cabeza... observándome detenidamente.
Fue en ese entonces que puso en mi estomago su mano derecha, la que empezó a frotar por un buen rato.

Mientras lo hacía... estuve todo ese tiempo observándolo y a la vez viendo su masaje.
Cuando terminó de frotar mi estomago..., se levanto de la cama, me miró, caminó hacia sus semejantes y luego como si nada... se esfumaron.

Luego de eso no recuerda nada más...

No sé con exactitud el porqué lo hizo o el porqué los demás parados a los pies de mi cama, se quedaron observando.
Y sobre todo... si realmente fue un sueño o algo real.

Obviamente al día siguiente... me levanté de la cama e inmediatamente le conté esto a mis padres. Como siempre no creyeron ni una palabra de lo que dije...
Aunque en realidad yo tampoco me creía en lo que decía porque sonaba muy fantasioso.

Y me dije entonces: Si... fue sólo un sueño... un extraño y curioso "sueño" en realidad. Aunque, admito haberlo sentido muy real.

¿Los extraterrestres visitan en los sueños?

Cuando analice mi "sueño" recordé que cuando niño... tuve problemas intestinales... más bien estreñimiento para no confundir.
Entendí entonces que lo que me había pasado en ese momento... no fue casualidad o accidente, si no que fue más bien una visita en ayuda.
En otras palabras, aliviaron mi problema y desde ese entonces, no volví a tener más ese problema, hasta la fecha.

Y como todo ser humano, cuestiono lo siguiente:

¿Porqué razón me visitaron?
¿Porqué razón me habrán querido ayudar?
¿Acaso fui elegido como uno más de sus experimentos?

Y la Pregunta Suprema...

¿Sueño o Realidad?

Es uno de los misterios que aún no me explico...
Quizás alguna persona que haya vivido esta misma experiencia... tenga una respuesta sobre ello, queriendo así compartirla conmigo.



Parte 2

Ya han pasado 2 semanas desde la primera visita que tuve con esos extraños seres... seres altos y delgados y de apariencia extraterrestre.

Y aún no me explico la razón del porqué de esa extraña visita.
Al principio como lo expliqué en la primera parte... nadie creía lo que había contado y obviamente menos yo creía lo que contaba, pero nadie se iba a imaginar que después de 2 semanas, estas peculiares visitas... continuarían.

Nuevamente era de noche...
La misma hora... 3:30 hrs. aprox. de la madrugada y un día cualquiera. Ya que la verdad de las cosas, es que no sé porque no recuerdo los días... pero si recuerdo aquella hora que en la cual, cada segundo que marcaba el reloj... era un latido de curiosidad a mi corazón.

Todos dormían y por supuesto... yo no... ya que siempre y todas las noches me quedaba pensando sobre las cosas que hice durante el día y de lo que haría durante mi siguiente día.

Al cerrar mis ojos y volverlos a abrir... como un parpadeo despacio... veo que mi pieza está completamente blanca... y lo único que estaba oscuro era mi cama. Todas las cosas que estaban alrededor... no las veían o simplemente estaban oscuras.

Al percatarme de ello, presentí algo extraño... y ese momento empecé a sentir miedo... un miedo de esos que sabes que en cualquier momento algo te podría ocurrir y para variar, no sería bueno.

No fue como la primera visita... esta fue brigida

Derrepente como si nada... siento pasos rápidos por el pasillo... y al segundo... se aparecen 2 siluetas al lado de mi cama y con las mismas características de la vez anterior: Altos, delgados y de apariencia extraterrestre.

La cosa es que uno de ellos, de al lado derecho, me acercó algo al cuello... y siento que lo que me puso, está frío y a su vez sentía un pequeño dolor... porque era como si me estuviese inyectando con una jeringa... y después de unos segundos... me vuelve a inyectar, pero por debajo de las costillas...

A estos seres.. tampoco les pude ver el rostro... ya que sólo podía ver sus siluetas.

Luego de eso... al cabo de mas o menos 10 segundos, se retiran rápidamente. Y después de eso... no me acuerdo de nada más.

Realmente no pude mover ni un sólo dedo... porque estaba paralizado y frío en ese momento... además por el miedo que me sofocaba cada segundo.

No me quise levantar de la cama en ese momento y ni mucho menos me atrevía a alzar la voz para que me escucharan los demás, porque pensaba lo peor. Así mismo me quedé asustado toda la noche...
Y bien despierto obviamente, pero al cabo de un momento... me dormí.

Al día siguiente al despertar, sentí un dolor por debajo de la costilla - recordé el momento - pero no sentí el dolor en el cuello.
Rápidamente, les conté todo esto a mis padres... pero nuevamente no me creyeron en lo absoluto...
Les conté sobre el dolor y lo que me paso en ese momento, pero aún así no me creyeron.
Pensaban que era un mal estar o que había dormido mal.
Como todo padre... siempre piensan en esas cosas... ya que generalmente son escépticos.

A todo esto me pregunto:

¿Porqué razón me volvieron a visitar?
y
¿Porqué razón sentí en ese momento sentí el miedo?

Y esta es la mejor:

¿Qué diablos quieren conmigo?

Las respuestas a estas preguntas... aún no me las he respondido y ni mucho menos alguien me las podría responder... ya que desconocen sobre aquello.

La primera... pasable... pero ¿una segunda visita inesperada?

Las visitas están a la orden del día y yo aquí soy el que las recibe... y vaya que quiciera saber del porque...


Parte 3

Lo curioso de esto es que cada vez que tenía una visita, el número de seres que me visitaba, disminuía. Por ejemplo: En la primera visita, fueron 4 seres, en la segunda fueron 2 y en la que siguió... fue sólo uno. ¿Porqué? ...Aún no me lo explico...

Lo de siempre: De noche, 3:00 de la mañana... y pensativo.
Estaba con mis 2 manos encima de mi pecho, pensando sobre la vida y las cosas del mañana.

De apoco empecé a tener sueño y a relajarme lentamente...
Fue en ese entonces que se vino algo muy extraño...
Al abrir mis ojos, me doy cuenta que hay un ser muy parecido a los anteriores. Este no estaba ni al lado mio, ni lejos, ni cerca... sino que estaba encima mio! Lo que no entiendo es que yo no sentía su peso... o si lo sentía, me era sólo una pluma.

El ser estuvo por un gran tiempo encima mio, observándome detenidamente...
Fue en ese entonces que lo miré también y trate de levantarme: Pero el ser no me dejaba!
Mantenía sus manos en las mias, para no poder levantarme. No podía sentir su peso, pero era fuerte... ni siquiera podía hablar o gritar... y no sé porque. Sólo gemía.

En ese entonces fue que empecé a sentir miedo y rabia por lo que me pasaba...
Las seguidas visitas que tenía a menudo y de la constancia de estos seres que no me querían dejar tranquilo.

Lo primero que se me vino a la mente, fue rezar... rezar un padre nuestro completo. cosa que nunca hago. Pero esa vez lo hice... y fue enserio. Ahí mismo, rezaba junto al ser que me tenía atrapado con sus oscuras manos. (Porque sólo veía su silueta)

Al terminar el rezo... abrí los ojos lentamente y me percaté que ya no estaba. Se había esfumado por completo. Le tuvo miedo al rezó. ¿Seres malignos?
Después de eso, no recuerdo nada más...

Me di cuenta entonces que las intenciones de ayudarme, había ya cesado... y sólo venían por una sola razón: molestar y molestar.

Entonces...

¿Qué diablos quieren? ¿Porqué les importo tanto?

Toda pregunta que me he hecho... nunca la he podido resolver... pero como a poco, trataré de comprender del porque estas visitas fueron algo increíble y sobre todo... fuera de lo normal.


Parte 4

Cada visita fue siempre a la misma hora y casi con la misma duración de tiempo... aunque suene increible pero es cierto.

Acostumbrado a estas peculiares visitas... pues me di cuenta que en mi cuarta visita... yo debía actuar... y esta vez... lo hice: me enfrente a estos seres.

Estaba de noche, acostado en mi cama... como siempre pensativo en las cosas que podría hacer al día siguiente.
Pues bien, al levantarme de mi cama de noche (ahi mismo), me doy cuenta que en la puerta de mi pieza, estaba parada una silueta.
La misma silueta que yo vi en mi primer encuentro. Y como ya bien aburrido y acostumbrado a tener estas visitas, pues me quede observando ahi mismo en mi cama, para ver que pretendía hacer.

Pues bien, esta silueta derrepente, se acerca a mi cama y como si nada me quita las sabanas. Y yo sin hacer otra cosa, me movi rápido y de suerte antes de que retirara su oscuro brazo de mi sabana, yo lo pezco de la muñeca y le pregunto con fuerza:

¿¿Quién eres y porque me visitas??


Y la silueta me queda mirando por un pequeño tiempo y cuando lo hace, de apoco empieza como a temblar bien rápido y yo siento como el brazo de este personaje, se empieza ha esfumar de apoco de mi mano que lo sostenía, hasta que derrepente como si nada, desaparece. Y de ese entonces no recuerdo nada más...

Diablos... que me iba a imaginar que esto me iba a acontecer y sólo a mi. A toda mi familia no le había pasado esto antes...
Y lo malo, es que no me creían para nada sobre lo que me había acontecido, hasta que algún día, mi casa empezaron a ocurrir cosas bastante peculiares... y con una historia bien increible para contarla...


Parte 5

3:00 hrs. de la madrugada, día Domingo y yo en cama. Mis sentidos están con sueño y el corazón descansa en la eterna oscuridad.
Como todas las noches, pienso en todas las cosas que había hecho durante el día y lo que podría hacer para mañana.
No más, veo en la entrada de mi pieza, la luz de la luna que se asoma e ilumina, y veo como la oscuridad se hace a un lado para darle el paso lentamente. Cansado y con mucho por hacer para mañana, cierro mis ojos lentamente y descanso hasta rendirme como esclavo al sueño.

Derepente, el sueño se va de mis manos, cuando abro mis ojos lentamente, mirando hacia varios lados de mi pieza. Me percato que en la puerta en donde resplandecía aquella luz que acariciaba mi pieza, una silueta muy peculiar las percataban mis pupilas. Pero esta no era como las anteriores 4 que había visto… si no que esta tenía algo en particular. Esta traía sombrero antiguo al estilo gangster y una chaqueta que en la cual se le veía notablemente la solapa. Esta silueta formaba indiscutidamente la contextura de un hombre adulto. Un hombre que a pasos de mi, lo sentía frío, y con bastante curiosidad.

Al percatarme de este personaje, el camina lentamente hacia a mi, y se aproxima cuidadosamente a la cabecera de mi cama.
Sin previo aviso, y de manera muy cautelaría, cobija cuidadosamente mi almohada. Más bien como si la quisiera sacar de mi cama, pero no era el caso. Acostumbrado a este tipo de visitas, esto ya se me arrancaba de mis manos. Y por ende, evite formar parte de su silencioso juego, cerrando lentamente mis ojos y que el sueño otra vez me abrazara cuidadosamente.

Al día siguiente me levante de mi cama como siempre, Salí de mi pieza, acaricie a mi gata que pasaba por el pasillo y me fui a lavar los dientes.
Luego de eso, fui a la pieza de mi madre a ver televisión. Y mi madre estaba ahí mismo, en su cama.
Mi madre como todos los días se despierta encendiendo el televisor y haciendo zapping en cada programación, llegando hasta el canal 7. El canal que todos sabemos que es el TVN. Canal de Televisión Nacional de Chile. Y bien, la cosa es que estaban dando un programa llamado, “Buenos días a Todos”. Aquel programa que ya ha estado más de una década en el aire. En fin, en aquel programa entonces, como tenían varias secciones de temas, uno de ellos hablaba sobre los casos paranormales. Estaban los típicos conductores del canal y por supuesto la persona quien dirigía aquella sección, era una mujer bastante atractiva. ¿No piensen mal, eh?

En fin, el punto es que esta periodista, dio a conocer un caso que me llegó bastante. Y era el caso de un domicilio que esta justo al lado de mi casa. Ubicada en Calle Almirante Montt del Cerro Alegre, Valparaíso. Una casa de 2 pisos y pintada de rojo. Esta casa estaba habitada por 5 personas: 2 hombres, una señora y 2 mujeres jóvenes las cuales dedicaron sus momentos de vida a tener la idea de crear un Café Restaurant. El dueño era un tipo joven, delgado y gay. En el buen sentido de la palabra, sin ofender a nadie.

Ahora bien, los arrendatarios de aquel domicilio dieron a conocer su caso al canal, porque se dieron cuenta que días después de haber arrendado esta casa, se empezaron a percatar que una “presencia maligna”, por decirlo así, estaba haciendo todo lo posible para que estas personas se “fueran” de su propiedad.
Ellos relataban que dentro de la propiedad, veían como las cosas que estaban ahí, se movían en el aire como si nada, y daban una y que otra vuelta por esta. Y que al rato, estas se estrellaban en el piso o en la muralla, indicando claramente una feroz advertencia.

Relataban además que esta presencia la veían por las noches, y sus características eran las siguientes: “Traía sombrero antiguo y chaqueta”.
Un personaje que siempre por los pasillos, dejaba un olor rancio como prueba de su advertencia hacia los muchachos del recinto.
El canal había invitado a una psíquica bien reconocida, pero que en este momento no recuerdo su nombre. Para que analizara aquella embrujada casa. Ella contaba que esta presencia decía claramente que se alejaran de esta propiedad o que algo malo, tarde o temprano, les podría suceder a estas personas, que sólo querían formar su negocio, en aquel cerro como todo emprendedor.
Ellos ya no sabían que hacer, ya que ni siquiera podían dormir por aquella presencia que los acosaba cada cierto tiempo. Por ende, no tuvieron otra alternativa más hacerle caso a la psíquica, cerrando definitivamente el local, gracias a este perfecto desconocido en casa.

Unos días después, no se volvió a saber más de los muchachos. O de su siguiente paradero. Pero no digo que desaparecieron por culpa de aquel personaje de chaqueta y sombrero. Si no que ellos se fueron durante ese período y no se supo más de ellos. Aclaro la duda.

El reportaje de seguro lo habrá visto medio Chile, y una minoría se habrá sentido identificada por el hecho.

Entonces, se viene a la cabeza la siguiente pregunta: ¿Coincidencia o Casualidad?

¡El mismo personaje que yo había visto un día antes de este reportaje, me había visitado y cobijado mi almohada!

Antes de que viéramos el programa, yo no le dije nada a mi madre sobre este encuentro, porque ya sabía la respuesta.
Pero aclaremos una incógnita: ¿Porqué razón justo mi madre al hacer zapping, llegamos a este canal en donde justo se hablo de un tema que a mi en lo personal aconteció esa noche y lógicamente me llegó, sintiéndome identificado con lo sucedido?

Pues la única respuesta que podría decir, es que todo fue una gran coincidencia. ¿Por qué? Porque este personaje vivía justo al lado de mi casa, y como ya había tenido aquellas visitas inexplicables, este tal vez de seguro se dio cuenta que yo tenía algún sentido en especial y que podía presenciar y ver cosas que otros no. Pero, ¿Cómo pude llegar a esa conclusión? Pues la respuesta es simple: Debo tener un sexto sentido.



info ---->www.chilecomparte.cl
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

francisca 02/25/2011 22:38



a mi me paso lo mismo pero esta vez yo me estaba quedando dormida la verdad no me fije de la hora pero estaba entre dormida y despierta y en ese momento siento un dolor en el brazo y abro los
ojos y  veo una jeringa me estaban sacando sangre del brazo izquierdo miro hacia mi derecha y habian 4 hombres altos grandes y era la silueta negra que me estaban mirando fijamente en ese
momento cierro los ojos y los vuelvo a abrir y habia nada ya en ese momento y me pare y fui a cerrar la ventana de mi pieza pero no senti nada de miedo al contrario y eso que yo soy super
miedosa. me acoste y segui durmiendo y al despertar me acordaba de todo y recuerdo que soñe despues que vi a estos seres que habia un hombre que em queria hipnotizar con un pedulo dorado y una
cuerda de cuero cafe que supuestamente era para olvidarme de todo lo que habia visto pero en ese momento me desmaye en el sueño y desperte y por eso me acordaba de todo pero fue muy real yo senti
el dolor y me pare y cerre la ventana de mi pieza y mi pieza cuando estaban estos seres estaba iluminada.