Estudio impone límites más estrictos, a zonas habitables de estrellas

Publicado en por soviet

Hasta ahora no se había tomado en cuenta la gravitación de la estrella hospedante, en la compleja definición de "zona habitable".

Cada vez que se encuentra un exoplaneta, los astrónomos inmediatamente se abocan a verificar si se encuentra en la 'zona habitable' de su estrella dado el gran interés público que suscita este tema. La versión actual de esta definición, solamente toma en cuenta los efectos de la radiación de las estrellas que hospedan a los planetas extrasolares. Hasta ahora, para la habitabilidad sólo basta que el exoplaneta sea rocoso y la radiación fuera la suficiente como para que el agua líquida pudiera existir.


Imagen IPB
No sólo las condiciones de radiación solar incidirían en la habitabilidad de exoplanetas, sino que también la tectónica y el consiguiente vulcanismo de los mismos (NASA).

Pero, resulta que para estrellas pequeñas y enanas, los cálculos arrojan que los planetas habitables debieran estar a distancias bastante pequeñas de estas, algo así como 1/5 de la distancia que hay entre el Sol y la Tierra. El problema de esto es que si bien la radiación a esas distancias es la suficiente como para mantener agua líquida, la fuerza gravitacional de la estrella podría jugar en contra de la habitabilidad.

Esto ha sido confirmado fehacientemente por un nuevo estudio, el cual indica que las fuerzas de marea gravitacional - debidas a las respectivas estrellas hospedantes - no pueden ser despreciadas en esos casos de cercanía. Esto es debido a que la dinámica de las placas tectónicas de aquellos exoplanetas hipotéticos sería tan activa bajo esas condiciones de gravedad, que se provocaría un vulcanismo severo que borraría la vida de estos. En efecto, la Geología confirma que la fuerza de gravedad a la que están sometidos los planetas rocosos, es un factor determinante para el comportamiento tectónico de estos.

Es de amplio conocimiento que la Tierra posee también volcanes y movimiento de placas tectónicas, pero esta actividad es lo bastante baja como para que la vida alcance a desarrollarse de manera sustentable y prosperar. En exoplanetas que orbitaran en las 'zonas habitables' - es decir, muy cerca - de enanas rojas o estrellas muy pequeñas, esta sustentabilidad no sería posible. Cualquier indicio del comienzo de vida sería borrado bajo esas candentes condiciones volcánicas.

Sin embargo, la dinámica tectónica es necesaria (en su justa medida), debido a que libera grandes cantidades de carbono gaseoso, el cual ayuda a generar efectos invernaderos que estabilizan los climas y confinan energía suficiente en las superficies de los exoplanetas, lo cual incidiría positivamente en sus condiciones de habitabilidad.

Rory Barnes, de la University of Washington y líder de la investigación, indica que el impacto de su estudio será la drástica reducción del número de planetas extrasolares 'habitables' encontrados hasta ahora.

En efecto, una consecuencia inmediata de esta interesante indagación de Barnes es que el famoso exoplaneta Gliese 581d, el cual fue descubierto en el año 2007 y declarado como 'habitable', en realidad no lo sería debido a que se encuentra muy alejado de su estrella Gliese 581 como para tener dinámica tectónica. Si bien hay posibilidades de que contenga agua líquida, no tendría una atmósfera que le permitiera hospedar vida.



info ----> www.redastro.cl
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post