Encuentran sistemas solares en plena formación

Publicado en por soviet

Se trata de un sistema binario estelar, en que cada componente sorprendentemente posee su propio disco protoplanetario.

Dos astrónomos de la University of Hawai‘i en Mānoa, han estudiado un sistema binario de estrellas muy particular: cada uno posee un disco de gas y polvo a sus alrededores, los cuales serían precursores de futuros sistemas planetarios. El científico Jonathan Williams y la estudiante de doctorado Rita Mann, han hecho la investigación observando en ondas submilimétricas con el Submillimeter Array (SMA) ubicado en Manua Kea.


Imagen IPB
Versión coloreada de lo observado por el Telescopio Hubble. Se aprecia un disco y su estrella muy luminosos, mientras se observa otro disco más inclinado que opaca en mayor magnitud a la estrella que lo hospeda (HST/Smith, Bally y otros).

El sistema binario, llamado 253-1536, es el primer ejemplo que se conoce de dos estrellas ópticamente visibles y resueltas, las cuales poseen cada una su propio disco con masa suficiente para formar un sistema planetario como el nuestro. Las estrellas yacen a 1.300 años luz de la Tierra, en la nebulosa de Orión. Esta región es famosa por ser un ejemplo del ambiente común en que nacen estrellas, en nuestra galaxia.

Uno de los discos captados está completamente opacado por la gran luminosidad de su estrella, mientras que el otro se encuentra más inclinado, pudiendo apreciarse cómo tapa gran parte de la luz de la estrella que lo hospeda. Se tenían imágenes previas del objeto doble tomadas con el Telescopio espacial Hubble, pero las observaciones con el SMA ayudaron finalmente a confirmar varias características físicas del sistema, incluyendo masas y capacidades de formación planetaria de los discos involucrados.

Según explica Mann, la observación con el instrumento de Manua Kea, permitió ver con detalle el brillo del polvo de los discos, lo cual no se pudo hacer con el telescopio espacial, el cual solamente captó sombras que fueron asociadas posteriormente a discos protoplanetarios.

Las dos estrellas de 253-1536, se encuentran a 400 unidades astronómicas entre sí (400 veces la distancia Tierra-Sol), y les toma cerca de 4.500 años en completar una órbita en torno a su centro común. Otra característica de estos cuerpos es que poseen poco más de 1/3 de la masa solar, y son más rojizas y frías que nuestro Sol.

Los discos estudiados por Williams y Mann son los más masivos descubiertos hasta ahora en la Nebulosa de Orión. La descripción y análisis de las propiedades de este tipo de objetos ayudarán a mejorar el entendimiento acerca de cómo se da la formación planetaria.

info---->www.redastro.cl

Comentar este post