Descubren nuevo tipo de agujero negro

Publicado en por soviet

Podría ser el "eslabón perdido" entre los agujeros negros de masa estelar y los supermasivos, y fue descubierto en galaxia distante.

Astrónomos, utilizando el telescopio de rayos X XMM-Newton, han descubierto un agujero negro que pesa más de 500 masas solares, el cual podría revelar una nueva clase de estos objetos relativistas que conectarían a los agujeros negros de pequeña masa y a los supermasivos. El cuerpo ha sido avistado en una galaxia relativamente distante y abre la puerta a la posibilidad de los tan buscados agujeros negros de masa intermedia.



Imagen IPB
El agujero negro descubierto sería clave para explicar la rareza de los mismos (NASA).

Hasta ahora se ha comprobado la existencia de agujeros negros que poseen entre 3 y 20 masas solares, y otros que almacenan entre millones a miles de millones de masas solares, pero dado el gran 'vacío' que existe entre ambos tipos, en cuanto a masa, han hecho especular a los científicos sobre la existencia de un tercer tipo de agujero negro, el cual tendría entre miles y cientos de miles de masas solares solamente.

Hasta ahora los investigadores no habían podido confirmar la existencia de alguno de estos agujeros de masa intermedia. Pero, en un estudio reciente llevado a cabo por Sean Farrell de la University of Leicester, parece confirmar la existencia de uno de estos cuerpos tan buscados.

El equipo de Farrell estaba buscando y analizando datos obtenidos con XMM-Newton de estrellas de neutrones y enanas blancas, cuando se impresionaron al encontrar un objeto bastante peculiar observado por el satélite a fines del año 2004.

La fuente de luz, llamada HLX-1 (Hyper-Luminous X-ray source 1), yace en las afueras de la galaxia ESO 243.49, la cual está a aproximadamente 290 millones de años luz de la Tierra. Se trata de una fuente extremadamente potente de rayos X. Farrell y sus colegas se dieron cuenta de que HLX-1 era demasiado luminoso en rayos X como para ser un agujero negro de masa estelar alimentándose a la máxima tasa que le es permitida.

Cuando encontraron este objeto, el equipo de científicos decidió observar nuevamente con XMM-Newton para asegurarse de que se trataba de un único objeto y que no era la suma de dos o más fuentes que eventualmente estuvieran superpuestas y no hubieran podido ser resueltas por el telescopio espacial. Al comparar la observación del 2004 y la reciente, Farrell notó que la luz de rayos X proveniente de HLX-1 había variado demasiado como para tratarse de la composición de varias fuentes.

Luego de la confirmación, los resultados para las características del agujero negro fueron inesperadas: poseía algo más de 500 masas solares, lo cual hace que sea el primero de estos objetos relativistas en estar entre el grupo de masas estelares y el de los supermasivos.

Mientras se sabe que los agujeros negros de masa estelar se forman a partir estrellas fallecidas, la forma en que se forman los supermasivos aún es desconocida. Más aún cómo lo hacen los de masa intermedia.

Farrell, indica que ha planeado más observaciones en rayos X, ultravioleta e infrarrojo para seguir investigando a estos interesantes cuerpos relativistas.

info ---> www.redastro.cl

Comentar este post