Revelan nuevo mapa de nubes de polvo de la Vía Láctea

Publicado en por soviet

Astrónomos han recientemente terminado un mapa de estos objetos dentro de nuestra galaxia, el cual posee un detalle sin precedentes.

Esta nueva 'guía' galáctica para los astrónomos se le ha llamado APEX Telescope Large Area Survey of the Galaxy (afortunadamente abreviado como 'ATLASGAL') y muestra a la Vía Láctea en luz de ondas submilimétricas, que corresponden a longitudes de onda que están entre el infrarrojo y las ondas de radio. Esta banda del espectro ha sido pobremente explorada hasta el momento, debido a que los instrumentos para observarla requieren de condiciones de extrema sequedad y altitud.


Imagen IPB
Detalle de una pequeña parte del mapa: se puede apreciar claramente el hogar de Sagitario A*, el agujero negro supermasivo central de nuestra galaxia (ESO).

El nuevo mapa de nubes de polvo cósmico ha sido obtenido gracias al trabajo del telescopio APEX. Este se ubica a 5.100 metros de altura en el árido llano de Chajnantor, el cual yace en el norte de Chile. El área que cubrió la observación fue de 95 grados cuadrados, abarcando una larga y angosta franja a lo largo del plano galáctico, de 2 grados de ancho.

El nuevo mapa generado a partir de estos datos posee 16.000 píxeles de largo, y sin duda es un invaluable tesoro para los astrónomos que trabajan con temas relacionados con medios interestelares. Estos medios se componen de gas y granos de polvo cósmico. En la mayoría de los casos, el gas (en gran porcentaje siendo hidrógeno) es difícil de detectar, por lo que para estudiarlo es preferible observar aglomeraciones de polvo, ya que en estas también hay mayores densidades de hidrógeno.

ATLASGAL incluye imágenes de las regiones más densas ubicadas en el centro de nuestra galaxia, entre las cuales se encuentra la mismísima constelación de Sagitario, que hospeda al famoso Agujero Negro Supermasivo de la Vía Láctea.

El mapa recientemente entregado muestra miles de nuevas zonas con aglutinaciones de polvo y gas, las cuales marcan futuros lugares de nacimiento de estrellas masivas. Estas regiones densas son típicamente de algunos años luz de tamaño y sus masas varían entre algunas decenas y miles de masas solares. Adicionalmente ATLASGAL muestra una serie de estructuras filamentosas y burbujas en el medio interestelar, las cuales han sido pacientemente talladas por el soplido de los vientos de estrellas brillantes y explosiones de supernova.

Quizás uno de los aportes más importantes de la investigación es la vista en detalle una burbuja de gas llamada RCW120, la cual se encuentra en pleno proceso de expansión, provocando en su borde una delicada estela de formación estelar.



info ---->www.redastro.cl
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post