¿Cómo se forman las galaxias enanas esferoidales?

Publicado en por soviet

Una nueva publicación científica al respecto daría respuesta a esta pregunta. Al parecer serían galaxias enanas normales, pero que no han evolucionado en ambientes "ideales".

Las enanas esferoidales son galaxias que son bastante pequeñas y tenues, que contienen pocas estrellas como para explicar sus masas totales. Esta 'falta' de masa visible se ha interpretado hasta ahora, mediante la existencia de un halo de materia oscura que las envuelve. De hecho, al parecer la mayoría de la masa que poseen estas galaxias estaría en forma de materia oscura, por lo que estos objetos esferoidales han sido objeto de un asiduo estudio por parte de investigadores.


Imagen IPB
Se tienen dos galaxias enanas normales, y al encontrarse, comienza un proceso de traspaso de estrellas desde la galaxia más ligera a la más masiva. El resultado es que la galaxia que ha perdido estrellas se convierte en esferoidal enana (d'Onghia/CfA).

A pesar de que para los astrónomos es difícil encontrar estas galaxias, estas serían clave para entender el universo temprano. Comprender cómo se han formado es uno de los principales objetivos de la Cosmología moderna.

Para dar luces respecto a este extraño tipo de galaxias, la investigadora Elena d'Onghia, quién trabaja en el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA), ha realizado simulaciones numéricas para ver posibles escenarios de formación de las esferoidales.

Ella y sus colegas han examinado varias posibles vías de formación, y mediante las simulaciones realizadas se dieron cuenta de que lo más importante para la formación de enanas esferoidales es la interacción gravitacional entre dos enanas normales. Según los resultados de las simulaciones, durante el acercamiento la galaxia enana de mayor masa comienza extraer estrellas de la de menor masa, mediante un fenómeno que ha sido llamado 'remoción resonante'. Esta provoca una fuga de estrellas desde la galaxia enana de menor masa hacia la de mayor, haciendo que la primera se vuelva muy tenue y completamente dominada por su halo de materia oscura.

Luego de la interacción, se ha completado el proceso de traspaso de estrellas, y la desafortunada galaxia más ligera se ha convertido finalmente en una enana esferoidal. Al concluir el proceso de formación, el dominante halo de materia oscura ya ha redistribuido a las estrellas que no fueron removidas, de tal modo que adquiere finalmente una apariencia esférica.

Este espectacular proceso de formación, según d'Onghia, es como una 'danza cósmica' y sus consecuencias podrían ser observadas hoy en día. Estos encuentros gravitacionales de galaxias enanas dejarían rastros, tales como puentes muy largos y ciertamente visibles, de gas y estrellas entre las galaxias que participaron en el evento.

Estos puentes al parecer ya han sido observados con anterioridad en las galaxias enanas esferoidales Leo V y Leo IV, las cuales son bastante cercanas, y efectivamente poseen estas estructuras. El fenómeno de remoción resonante podría explicar la existencia de estos puentes observados, y de ser así, sería evidencia sólida que permitirá confirmar la idea de d'Onghia y sus colaboradores acerca de la formación de las esferoidales enanas.

info-------->
www.redastro.cl
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post