isla friendship, que es. que oculta, donde queda, quienes son?

Publicado en por soviet

"Yo hablé con los gringos de la isla Friendship"Sergio Mardones
Domingo 27 de Enero de 2002



Octavio Ortiz "tuvo miedo" de ir al lugar, a pesar de que le ofrecían curar su enfermedad. "Es que eran poderosos, sabían demasiado", explica.


Imagen IPB

Ayer se narró el increíble viaje que el ingeniero Ernesto de la Fuente realizó a la mítica isla de Friendship, habitada por "gringos" de una extraña congregación. Muchos dudaron. Rieron. No así el radioaficionado de 56 años Octavio Ortiz.

"Mi experiencia con Friendship comenzó el 17 de agosto de 1985, cuando dos o más objetos se posaron sobre los cielos de Santiago entre las 15 y las 20 horas. Con mi señora y mis tres hijas, como radioaficionados, recibimos un llamado por radio de un personaje de nombre Ariel, con el que antes habíamos tenido una o dos conversaciones".


-¿Qué les dijo?
-Que saliéramos al patio. Estábamos en nuestra parcela en Las Perdices, La Florida. Mi hija menor salió a mirar y justamente estaba parado sobre el cielo un objeto brillante color aluminio, a gran altura, detenido. A partir de ese momento sostuvimos una conversación con ellos que duró toda la tarde. Hablaban un español bastante raro, como norteamericano o alemán.

-¿Dónde estaba Ariel?
-Pensamos en un principio que se encontraba en esa isla que ellos tienen en el sur de Chile, pero nos dimos cuenta que no, porque nos detallaba movimientos de la nave. Con anterioridad nos anunciaba el movimiento que iba a realizar. Nos dimos cuenta de que realmente Ariel no estaba en el sur de Chile sino en la nave y de ahí nos estaba llamando.

-¿Lo comprobaron?
-La cinta fue analizada. Entre pregunta y respuesta se puede calcular la distancia. No estaban a más de 50 kilómetros de Santiago. La potencia de la transmisión es superior a la de la BBC de Londres.

-¿Cuántas veces conversaron con Ariel?
-Muchas. Los 12 a 14 años que siguieron. Generalmente él con un ruido especial nos indicaba que estaban en la frecuencia.

-Los mensajes.
-No eran muy precisos, o costaba entenderlos en su exacto sentido. Más bien iban sutilmente dejando alguna enseñanza. De amor, de amistad, de religión, de paz. Generalmente se referían a eso. El resto, qué comen, cómo sobreviven.

-¿Le preguntaron si era extraterrestre?
-Sí, sí. Mi señora, Cristina, le hizo la pregunta directamente y él dijo que era hijo de mujer y que los que estaban en esa isla eran humanos. Nosotros somos de fuera de este planeta, pero pertenecemos a la misma humanidad, dijo.

-¿Usted fue a Friendship?
-Nos invitaron a la isla en el verano del 86, después de encontrarme muy enfermo en Santiago. Me propusieron que me fuera a la isla con mi familia. Decían que tenían una tecnología muy avanzada y no tendrían que operarme sino que me intervendrían. Lo pensamos harto con mi señora, pero me dio miedo porque me di cuenta de que ellos eran realmente poderosos y el poder más grande era que nos adivinaban los pensamientos o lo que conversábamos con otras personas. Nos comentaban por ejemplo a los dos días sobre lo que estamos hablando ahora, con pelos y señales. Eso me dio miedo.

-¿Cómo sabían lo que usted había conversado con otra persona?
-Me doy cuenta que siempre están al lado mío, escuchando. Lo digo porque hace varios años empecé a ver unas lucecitas que muchos llaman foofighter o caneplas como les dicen en España. Se ven de reojo. Yo pienso que es un visor o algo así con que nos miran.

-¿Tiene pruebas?
-Claro, a un escritor argentino se le quemó la grabadora en su mano. Y hay un testigo. Fue a grabar algo mío y se le quemó la grabadora. Pienso que fue porque el material iba a ser mal utilizado. Fue el segundo caso. Antes se había quemado otra grabadora.

-¿Por qué estaban interesados en la familia?
Según ellos, nuestra familia tenía una información genética que era muy importante para ellos, la que podían obtener con una tecnología muy avanzada.

-¿Cuándo terminó la comunicación con Ariel?
-Hace un tiempo. Ariel nos dijo que había mucha gente que estaba espiando.

-La pregunta de rigor. ¿Se le hicieron exámenes médicos a usted?
-El siquiatra Mario Dussuel me analizó. Certificó que Octavio Ortiz y su familia son personas cuerdas, centradas, que no mienten.








Esta informacion y documental, son bastantes antiguos que digamos, pero yo en lo personal nunca lo habia visto, y es bastante intersante.

Comentar este post