Cometas primitivos habrían contenido océanos de agua líquida

Publicado en por soviet

Un nuevo estudio sobre la formación y evolución de estos cuerpos, entrega evidencia de la existencia de océanos en sus interiores

El investigador Chandra Wickramasinghe, de la Cardiff University, y sus colegas han realizado una nueva simulación computacional para escudriñar la historia térmica del Sistema Solar cuando sólo tenía algunos millones de años luego de su formación. Los resultados de esta investigación revelan evidencias de la existencia de océanos de agua líquida en los interiores de los cometas, durante su fase primitiva de evolución.


Imagen IPB
El estudio sugiere que estos cuerpos, que hoy están completamente congelados, en su etapa primitiva tenían océanos internos de agua líquida (J.Gleason/Celestial Images, vía NASA APOD).

Los investigadores probaron un modelo de alta precisión, en que la formación de nuestro sistema solar actual fue provocada por efecto de la explosión de una supernova cercana, en una nube de gas y polvo. Esta explosión, además de haber producido el colapso de la nube, le habría inyectado materiales radiactivos, principalmente isótopos de Aluminio-26.

Según Wickramasinghe, este material radiactivo se habría introducido en cuerpos congelados, tales como cometas, permitiéndole a estos aumentar suficientemente su temperatura como para que su hielo interno se derritiera y se convirtiera literalmente en un océano bajo la superficie. Este derretimiento habría sido posible debido al calor que genera la energía que emiten los isótopos radiactivos, en el interior del hielo en que se habrían encontrado.

La importancia de la posible existencia de 'océanos' internos en cometas, es que sería evidencia para sustentar la idea de la Panspermia, la que indica principalmente que la vida fue traída a la Tierra mediante estos cuerpos con alto contenido de agua. Esta idea es muy controversial, y ha sido férreamente apoyada por Wickramasinghe. De hecho, él es uno de sus fundadores, junto con el controvertido astrofísico Fred Hoyle.

Pero, la evidencia encontrada por Wickramasinghe aún no es suficiente para determinar de forma definitiva la primitiva existencia de estos océanos, puesto que se necesitaría de evidencia empírica para aquello. Al parecer esta evidencia ya habría desaparecido hace miles de millones años atrás, puesto el isótopo Aluminio-26 tiene un tiempo de vida de tan sólo 1,05 millones de años (el Sistema Solar tiene casi 5.000 millones de años de vida).

Dado lo anterior, la teoría de la Panspermia deberá seguir esperando un sustento científico suficiente, para ganar solidez frente a otras teorías con respecto a cómo la vida se inició en la Tierra.

info--->
www.redastro.cl

Comentar este post