Vivir mas de 1000 años filosofia transhumanista

Publicado en por soviet

Se llaman "transhumanistas" y argumentan que ya es hora de que los humanos se liberen de las "cadenas biológicas" y aprovechen los desarrollos tecnológicos para optimizar la mente y el cuerpo. Así se podrían "hacer" mejores humanos y vivir más. Voces a favor y en contra inician el debate.

En los últimos años surgió un nuevo paradigma sobre el futuro del hombre, que comenzó a tomar forma entre un grupo de científicos vinculados a áreas como neurología, sociología, computación y nanotecnología. Se llaman " transhumanistas " y argumentan que ya es hora de que los humanos se liberen de las "cadenas biológicas"; una nueva forma de pensar sobre la premisa de que la condición humana es esencialmente inalterable. La visión de la tecnología por parte del transhumanismo es interpretada como el desarrollo de nuevas herramientas que ayuden a superar las limitaciones biológicas y cambiar la condición humana, haciendo esta realidad posible para aquellos que lo deseen, convirtiéndose así en "post -humanos".

¿Ciencia ficción? ¿Locura? ¿Futurismo?. Según la Asociación Transhumanista Mundial: "El transhumanismo (como sugiere el término) es una especie de humanismo con 'algo más'. Los transhumanistas creen que ellos pueden mejorarse socialmente, físicamente y mentalmente haciendo uso de la razón, la ciencia y la tecnología. Además, el respeto por los derechos del individuo y una creencia en el poder del ingenio humano son elementos importantes. También repudian la creencia en la existencia de poderes sobrenaturales que nos guían. Estas cosas, en conjunto, representan el corazón de nuestra filosofía. El enfoque crítico y racional que apoyan los transhumanistas está al servicio del deseo de mejorar la humanidad y el género humano en todas sus facetas". Literalmente, buscan hacer "mejores humanos", lo cual permitiría vivir más.

La extensión radical de vida, la criónica y el "mind uploading" son los temas transhumanistas más discutidos públicamente mientras sus pensadores desarrollan los fundamentos de todo un sistema filosófico. En marzo de este año, durante una conferencia titulada "La gente del mañana: el reto de las tecnologías para la extensión y el mejoramiento de la vida" que se realizó en el instituto James Martín de la Universidad de Oxford, Aubrey de Grey, la genetista de la Universidad de Cambridge descrita como "quizá la más optimista" de los científicos que quieren prolongar la vida humana, cree que muchas de las personas que actualmente son jóvenes, vivirán hasta los 120 años. También dijo en su exposición que es probable que una persona que esté viva en estos momentos pueda llegar a los 1.000 años de edad .

En la Antigua Roma las personas alcanzaban un promedio de vida de 25 años. En 1901 los hombres vivían hasta los 45, mientras que las mujeres lo hacían hasta los 49. En la actualidad una persona con 45 años se considera joven y la expectativa de vida oscila entre los 70 y los 80 años (en la Argentina es 74). Siguiendo estos parámetros, se pregunta el sociólogo Peter Healey, uno de los organizadores de la conferencia en Oxford, "si los descubrimientos médicos y científicos continúan, ¿por qué las personas no podrían vivir más allá de 100 años? ". Pero, ¿cuáles serían los avances necesarios para ser posible la vida luego del centenario?.

Según los transhumanistas , en un futuro relativamente cercano será posible utilizar terapias del tipo genético y otros métodos biológicos para bloquear el proceso del envejecimiento y estimular el rejuvenecimiento y la reparación de los tejidos en forma indefinida y es posible que una tarea de este tipo solo pueda ser llevada a cabo por la nanotecnología, un conjunto de técnicas que se utilizan para manipular la materia a la escala de átomos y moléculas. Los nanotecnólogos se disponen a fabricar robots a nanoescala (nanobots) que realizarán una infinidad de faenas incluyendo la auto-replicación. "Nanobots introducidos a nuestro flujo sanguíneo podrían complementar nuestro sistema inmunológico, y buscar y destruir patógenos, células cancerosas y otros agentes causantes de enfermedades; incluso reparar errores en el ADN ", explica el entusiasta inventor e investigador norteamericano Ray Kurzweil . "Podremos reconstruir cualquiera o todos nuestros órganos y sistemas, y hacerlo a nivel celular", afirma Kurzweil. Legados a este punto, los seres humanos podrían vivir para siempre, según los especialistas.

De funcionar estas terapias, agrega de Grey , se evitará " que la edad nos vuelva frágiles, decrépitos y dependientes. Moriremos, claro. Moriremos si cruzamos la calle sin cuidado, o si nos muerde una serpiente, o por una variedad de gripe. Pero no moriremos de la misma manera en que lo hacemos hoy". Pero para esto también los transhumanistas tendrían una posible solución. Se trata del "mind uploading": hacer una "copia de seguridad", de la información contenida en la mente, para permitir volver a "cargar" la misma en un nuevo cerebro biológico o robótico. ¿De película, no?. Sin embargo, su aplicación práctica está siendo analizada y estudiada. Según Kurzweil, opciones de semejante radicalidad podrían estar disponibles en unas cuantas décadas, lo que significaría (siempre en potencial) que nuestros hijos podrían vivir eternamente. Pero, ¿y la generación actual?.

Hay alternativas pensadas (o imaginadas) para todos. Una opción disponible es el procedimiento conocido como "criogenia": congelar el cuerpo después de la muerte a la temperatura del nitrógeno liquido (de tal manera que todo el proceso de degradación biológica se detiene), con la esperanza que dentro de unas cuantas décadas la ciencia médica sea capaz de devolverlo a la vida, probablemente gracias a la existencia de nanotecnología ya madura . La empresa norteamericana Alcor, por ejemplo, ya tiene 67 personas crío preservadas y 710 que ya firmaron su contrato para cuando les llegue "el momento". Pero esto no es todo, también se habla del desarrollo fármacos que prometen reducir drásticamente la incidencia de emociones negativas en la vida o pueden modificar la personalidad y ayudar a superar la timidez, eliminar los celos, incrementar la creatividad y aumentar la capacidad emocional.

¿Pero quiénes son estos extraños científicos?. Además de Aubrey de Grey, uno de los cerebros detrás del movimiento, es un filósofo de la Universidad de Oxford, Nick Bostrom; otro es un profesor de Cibernética en la Universidad de Reading (Inglaterra) llamado Kevin Warwick que merece la distinción de ser el primer Cyborg ya que tiene chips implantados en su brazo y muñeca conectados con su sistema nervioso central. También están quienes se oponen a la visión de estos estudiosos; como el cientista político Francis Fukuyama , autor de " Nuestro Futuro Posthumano: Consecuencias de la Revolución Biotecnológica ". Quien se pregunta: " Si empezamos a transformarnos en algo superior ¿qué derechos reivindicarán esas criaturas perfeccionadas y cuáles poseerán en comparación con los que se queden atrás?".

Además, agrega Fukuyama , "a pesar de nuestros defectos visibles, los humanos somos productos milagrosamente complejos, derivados de un largo proceso evolutivo; unos productos en los que el todo es mucho más que la suma de las partes. Nuestras buenas características están íntimamente relacionadas con las malas: si no fuéramos violentos y agresivos, no podríamos defendernos; si no tuviéramos sentimientos posesivos, no seríamos leales a la gente cercana a nosotros; si no tuviéramos celos, tampoco sentiríamos amor. Incluso nuestra mortalidad desempeña una función esencial, porque permite que la especie, como tal, sobreviva y se adapte".
Por lo tanto, cambiar cualquiera de nuestros rasgos fundamentales entrañaría, según el cientista político, " modificar un conjunto complejo e interrelacionado de características, y nunca podremos predecir el resultado final". Antes se pensaba que el transplante de rostro era sólo el argumento de una buena película como "Contratara"; sin embargo se hizo realidad el año pasado con el caso de la francesa Isabelle Dinoire. Aunque la ficción ya se adelantó en estos temas, no hay que olvidarse que esto no es una película, que sería la primera vez que una especie crea las condiciones para su propia evolución y que por lo tanto necesita un debate ético muy serio para encontrar cuáles serían los límites de semejante avance y transformación.

Etiquetado en Ciencia y Tecnologia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post