NIÑA QUE ANUNCIÓ SU MUERTE, TEXTO CARTA DE LA NIÑA QUE ANUNCIÓ SU MUERTE

Publicado en por soviet

Historia inicial:

El jueves 28 de mayo nos llamó Martita, una colombiana que tiene una hija de 16 años que ha experimentado cosas extrañas o paranormales durante toda su vida. La niña desde que tiene 2 años ha sido especial; una niña retraída, que decía que veía gente muerta, animalitos que no estaban y que escuchaba cosas de la naturaleza con una sensibilidad única, por ejemplo, ella era capaz de escuchar cuando un árbol estaba creciendo y saliendo sus hojas, además tenía el don de la curación a través de sus manos.
Martita y su marido, un destacado siquiatra, la llevaron a diferentes sicólogos durante muchos años, porque el padre de la niña no se resignaba a aceptar que su hija era diferente.
Todos estos hechos paranormales llevaron a la familia a viajar hasta Colombia para hacer una nueva vida allá, pero resultó peor, ya que la gente empezó a correr la voz de que había una niña “con poderes” especiales. El hostigamiento de las personas hizo que al poco tiempo decidieran volver a Chile.
Entre otras cosas, la joven de 16 años predijo con fecha y hora la muerte de su hermano y la de su padre, quien falleció en un trágico accidente.
El susto de Martita es que su hija siempre ha acertado en las cosas que ha anunciado y la joven le acaba de decir que se tiene que ir, que la deje partir… que en dos semanas más se va a ir de este mundo.
El miércoles 10 de junio nos llamó Amalia, la hermana de Martita, para comunicarnos que la niña falleció en el día y la fecha indicada. Lunes 8 de junio a las 16:23 hrs.
La joven dejó una carta explicando que era su hora, que Martita (su madre) estuviera tranquila porque ella “tenía cosas que hacer”.
La joven no tenía ninguna enfermedad detectada clínicamente, estaba completamente sana.


TEXTO CARTA DE LA NIÑA QUE ANUNCIÓ SU MUERTE

Hoy lunes 8, 16:23, al fin seré libre de este cascarón que tanto me enseñó del mundo. Si bien en cierto viví tiempo prestado por tu egoísmo mujer por no dejarme ir mi existencia, no te culpo por ello, lamentablemente es la enfermedad de los seres humanos actuales, el egoísmo. Mujer, lamento tu dolor, he intentado explicarte que no te pertenezco, como nada en este mundo te pertenece, y aplacar tu inmenso sufrimiento, pero no lo conseguí, sin embargo mi gratitud hacia tu cuerpo y tu esencia es inagotable. Hiciste todo lo que se espera que haga una madre para proteger a su cría, de tu cuerpo se nutrió el mío, y de tu cuerpo salí para ver, reconocer y respirar a mi otra madre: la naturaleza. Bello mundo tienen, digo tienen porque ya no me pertenece, ahora seguro estoy de regreso en mi amado hogar, después de un largo viaje en el tuyo. Agradezco tu esfuerzo por querer enseñarme tu mundo, su forma de vivir en el y sus costumbres. Quédate en paz mujer porque lo hiciste bien, fui feliz. No puedo negarte que conocí el dolor que siente el espíritu cuando no comprende tanta ignorancia, tanto dolor innecesario, tanto egoísmo, pero al mismo tiempo me regocijé en la ingenuidad de un infante, en la pureza del espíritu de las tribus indígenas, en su ignorancia por el egoísmo, en sus aciertos, en sus ritos con la madre naturaleza y su respeto infinito y tan simple al gran espíritu. Recuerda siempre estos símbolos, una hogaza de pan, una balanza, una espada, un cáliz y una rosa. El pan significa el deber de ayudar a los hambrientos, la balanza representa la determinación de luchar por la justicia, la espada encarna el valor del espíritu, el cáliz que debe contener siempre el elixir de la compasión por cada ser viviente a tu alrededor y la rosa que te recuerde siempre la belleza que tiene cada día. Que la vida no es solo sacrificio y trabajo, también es hermosa y por lo mismo debes defenderla. Vive mujer, sonríe, y no relamas tus heridas, no sufras más, la muerte es una fiesta, es un regreso maravilloso a casa.
Adiós mujer, te abraza y agradece tu trabajo, Axx

Comentar este post