El lado oscuro de los cuentos de hadas...

Publicado en por soviet


 Imagen enviada

Por Ollin Islas Al Guss, con gráficos de Enrique Ortega
Fuente: Revista CONOZCA MAS julio 2008


Al cabo de un rato, notó que el suelo estaba Completamente cubierto de sangre coagulada y, ante ella, colgábanle la pared, en hilera, cadáveres de mujeres de diferentes edades [...] Creyó morir de espanto y la llave que fabía sacado de la cerradura se le cayó de la mano." Aunque esto parezca la secuencia de una película gore, o la escena de un manga, en realida es un fragmento del cuento para niños Barba Azul, adaptado por Charles Perrault en el siglo XVII. Es difícil imaginar que los cuentos que nos leían antes de dormir, o a los que con singular alegría íbamos a ver al cine, en un principio rebosaban de imágenes violentas, sexualespr, no en pocas ocasiones, de violaciones e incestos. Así es, la realidad es que Caperucita se desnudó y se acostó con el lobo; a la Bella Durmiente se la quería comer, junto con sus hijos, su suegra; el Patito Feo se salvó de una cacería por feo y Ricitos de Oro distaba mucho de ser una niña encantadora.

Erase una vez...

No de la maquiavélica mente de Disney creó el mundo mágico de los cuentos de hadas, como normalmente se les conoce a este tipo dfc narraciones, él retomó y adaptó algunas de las versiones de antiguas leyendas folclóricas que han pasado de generación en generación hasta llegar a nuestro tiempo. Si bien de aquellas versiones originales, tal cual se narraban alrededor de las fogatas, quizá sólo queden algunos personajes y tramas básicas, tienen un origen tan remoto como Wal-ter Kliche, pues como dijo J.R.R. Tolkien en su ensayo Árbol y hoja: "Los cuentos de hadas son en verdad muy antiguos. Versiones muy primitivas que ya presentan puntos comunes; y allí es donde se da el lenguaje, sin excepción se les encuentra". De sus orígenes hay varias teorías: hay quienes dicen que surgieron para cubrir la necesidad de explicarse los fenómenos de la naturaleza, como la lluvia, la noche y el día; otros, que narraban las antiguas costumbres y ritos de una comunidad determinada; o aseguran que eran los credos reales y tabúes vigentes de una época, por lo que cuando la vieja de la comunidad decía no salgas al bosque porque el lobo te comerá, quería decir en realidad no salgas al bosque porque la última noche el lobo devoró al niño que era tu amiguito.



Imagen enviada




Chiquitito pero rudo
Pulgarcito (1812). de Jacob y Wilhein Grimn

VERSIÓN ROSA Un par de campesinos tienen un hijo pequeño al que llaman Pulgarcito. Un día. unos hombres le dicen a su padre que quieren comprarlo para exhibirlo. El pequeñin convence a su papá de tomar el dinero y se va con ellos, pero escapa. Escondido descubre que unos ladrones robarán la casa de un pastor y se ofrece a ayudarlos. Una vez dentro de la posada comienza a gritar para que los dueños descubran el hurto. Pulgarcito duerme en el heno y una criada se lo da de comer a una vaca. Un lobo devora a la vaca y Pulgarcito, que se encontraba dentro del lobo, lo convence para que se dirija a casa de sus padres. Al percatarse de que se encontraba dentro del lobo, los progenitores matan a la bestia y prometen no volver a vender a su hijo jamás.

CRUDA REALIDAD La versión recuperada por Charles Perrault es totalmente diferente: Dos leñadores, que tienen siete hijos deciden abandonarlos en el bosque porque no cuentan con el dinero para alimentarlos. Pulgarcito los escucha e idea una estrategia para encontrar la casa de nuevo. Sin embargo, los padres vuelven a abandonarlos y Pulgarcito y sus hermanos piden ayuda en casa de la mujer de un ogro. Al verlos, éste decide comérselos pero hasta el día siguiente. En uno de los cuartos de la casa, las siete hijas del ogro duermen con coronas en la cabeza. Pulgarcito se las quita y se las pone a sus hermanos. Por la noche, el ogro degolla a sus hijas pensando que se encontraba en el cuarto de los niños. Pulgarcito y sus hermanos huyen y regresan a casa con las riquezas del ogro. Los expertos suponen que la omisión del degollamiento se debe a que es una escena explícita de sangre y violencia provocada por el héroe de la historia. No obstante. Francisca Noguerol. profesora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, asegura que "la violencia omitida en estos cuentos les quita el valor de la enseñanza tremenda que teman". Por otro lado, el fin del relato no es alentar a los infantes a realizar acciones violentas, sino demostrar que el ingenio de un pequeño surge aunque este sea distinto (Pulgarcito, a diferencia de sus hermanos, era del tamaño de un pulgar). Muestra de ello es la moraleja del cuento original que dice: "Nadie se aflige por tener muchos hijos hermosos, altos y bien formados. Mas si uno es débil o tímido, se le desprecia y recibe burlas. A veces, sin embargo, el pequeño infeliz hará la dicha de toda la familia".





Para comerte mejor
Caperucita roja (1812). de Jacob y Wilhein Grimn

VERSIÓN ROSA Caperucita es mandada por su madre a llevarle una canasta con comida a la abuela. Al caminar por el bosque se topa con un lobo que quiere comérsela. Él le pregunta adonde va y ella le responde con la verdad. El cánido se adelanta a la casa de la abuela y la devora. Después se pone la ropa de la anciana para engañar a la joven que cae en la trampa y también es comida por el lobo. Un cazador destaza al animal de un tajo y saca a la abuela y a la joven, aún con vida.

CRUDA REALIDAD Los relatos orales sobre Caperucita surgieron en los campos franceses en el siglo XIV. En dichas versiones, el lobo conserva parte de la carne y sangre de la abuela para que la joven se las coma. Además, el animal le pide a Caperucita que se quite la ropa, la arroje al fuego y se meta con él a la cama. Ella lo hace, pero se percata del engaño y finge que debe salir a defecar. El lobo se lo permite, pero le amarra una cuerda a la pierna para que no huya. Caperucita la rompe y logra librarse. En 1697. Perrault también realizó su adaptación. En el cuento se pierde el canibalismo y el Intento del lobo por tener sexo con la Joven y. al final, la abuela y Caperucita mueren devoradas. Francisca Nogueral, profesora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, dice: "Este es un cuento de advertencia a las chicas que dice: has menstruado (proceso representado por la caperucita roja), eres peligrosa, puedes embarazarte y. sobre todo, ser atractiva para el hombre, así que cuídate". En las historias originales, la chica utiliza su Ingenio para salir de la situación de peligro, sin embargo, esto no sucede en las adaptaciones de Pcrrautt y los Grimm. "En los cuentos originales, 'cuídate' significa 'sé lista'. Esa enseñanza se pierde en la adaptación de Perrault, en la que ella muere, y en la de los Grilmm. que inventan a un hombre que no tiene sentido alguno en la trama del cuento para que salve a la mujer". Por su parte. Estela Socias, presidenta de la Academia Chilena de literatura infantil, explica esta omisión asegurando que 'los editores victorianos sellan censurarel sexo, la muerte y, especialmente, la iniciativa femenina.

Imagen enviada




Hermanas indeseables
Cenicienta (1697). de Charles Perrault

VERSIÓN ROSA Cenicienta es sometida a todo tipo de humillaciones por parte de su madrastra y hermanastras. Un día. sus hermanas fueron invitadas a un baile al que Cenicienta quena ir. Su madrina -un hada- realizó un hechizo para que asistiera en carroza y con un fino atuendo. Pero ésta debía regresar antes de las 12 porque a esa hora el encanto terminaría. En la fiesta, un príncipe se enamora de ella. Al dar las 12. Cenicienta huye y deja caer una zapatilla de cristal. El príncipe la recoge y menciona que se casará con la mujer a la que le quede dicho zapato. Sólo ella pudo calzarlo. Tras recibir la oferta de matrimonio. Cenicienta perdonó a sus hermanastras.

CRUDA REALIDAD En el siglo XIX, los hermanos Grimm recuperaron una versión antigua de este cuenta llamada Ann del Tlaco. En ella, cuando las hermanastras notan que el zapato no les queda, intentan engañar al príncipe mutilándose los pies para poder calzarlo. No obstante, dos pájaros previenen al principe y, como castigo, les pican los ojos, dejándolas ciegas. "Las hermanastras se sirven del engaño, y esta falsedad las conduce a su propia mutilación", dice Bruno Bettelheim en su libro. Según el autor, este elemento, editado por Perrault. pudo ser omitido porque "es un detalle de extrema crueldad. La automutilaclón no es común en los cuentos de hadas". El mensaje de Cenícienta ha sido cuestionado por diversas corrientes, en especial la feminista. Francisca Noguerol, profesora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, dice que "los cuentos de las chicas han tenido que ver tradicionalmente con la idea de la pasividad. Si eres capaz de soportar humillaciones serás recompensada con el amor de un principe azul".

Imagen enviada

Una pestañita
La bella durmiente (1812). de Jacob y Wilhein Grimm

VERSIÓN ROSA Tras el nacimiento de su hija, el matrimonio real realizó una fiesta, pero olvidó invitar a un hada anciana. En venganza, maldijo a la recién nacida: cuando se convirtiera en doncella se pincharía con un huso y moriría. Otra hada mitigó el hechizo cambiando la muerte por un sueño de 100 años que terminaría si era interrumpido por el hijo de un rey. Años más tarde, la Bella Durmiente halla una rueca de hilar, se pica y cae en el hechizo. Cien años después, el príncipe la encuentra, la despierta con un beso y se casan.

CRUDA REALIDAD La versión original de este cuento se llama Sol, Luna y Talia. y fue escrito en 1634 por Giambattista Basile. Las diferencias abundan: cuando Talía (la Bella Durmiente) se encuentra dormida, un rey casado la viola. De este encuentro nacen dos pequeños: uno succiona la astilla que durmió a Talía y despierta. La mujer del rey descubre su infidelidad y manda buscar a los niños para dárselos de comer a su marido y pide que arrojen a Talia al fuego: sin embargo, su esposo la descubre, la echa al fuego y se casa con la joven. En 1696. Charles Perrault adaptó el cuento: su versión es similar a la que conocemos actualmente, la diferencia es que Perrault agregó que la madre del príncipe deseaba comerse a los hijos de la Bella Durmiente, pero nunca lo consigue. Según Bruno Bettelheim en el libro Psicoanálisis de los cuentos de hadas, podemos adivinar que Perrault no creyó apropiado relatar en la corte francesa una historia en la que un rey viola a una doncella mientras duerme". Las transformaciones del cuento tienen como objetivo dar una lección moral a las mujeres. De hecho, la moraleja del cuento dice: "La fábula nos enseña que retardar los agradables lazos del casamiento no nos impide hallar la felicidad".

Imagen enviada


Tristísima Sirena
La sirenita (1989). adaptacion cinamatografica de Disney

VERSIÓN ROSA Ariel, una sirena curiosa, desea pertenecer al mundo de los humanos. Un día salva a un principe de la muerte y se enamora perdidamente de él. Ariel decide buscar a Úrsula, la Bruja del Mar. quien la convierte en humano para que pueda encontrarse con el príncipe. Cuando la sirena está a punto de conquistarlo. Úrsula Interviene y la toma como su esclava, pero la Sirenita y sus amigos logran vencer a la bruja. Tritón, el padre de Ariel, se da cuenta de que el amor de su hija por el principe es verdadero y la convierte en ser humano para que se casen.

CRUDA REALIDAD La historia original fue escrita por Hans Christian Andersen. en 1837. En esta versión, la Sirenita, obsesionada con un príncipe, le pide un brebaje a la Bruja del Mar para ser humana y estar cerca de su amado. La bruja le advierte que sufrirá y derramará sangre cada vez que camine. Sin la cola de pescado la joven se acerca al principe, pero éste se casa con otra. Al verlo con su esposa, la Sirenita muere y se convierte en espuma. Andersen intentaba dar una lección a las chicas relacionada con las consecuencias de acercarse a la brujería. "La Sirenita paga cara su pretensión de transformar su naturaleza (una característica propia de las brujas). Andersen es quien impone el castigo. Lo que el autor transmite es el mensaje cristiano", dice la doctora en Ciencias de la Información, Cristina Manzano, en el artículo Relaciones entre heroínas y brujas. En la adaptación de Disney se pierde por completo esta lectura de la historia.



Imagen enviada


De mujer a niña
Ricitos de oro (1904). de Joseph Cundall

VERSIÓN ROSA Una niña entra a la casa de una familia de osos que había salido a dar un paseo. Dentro del hogar prueba la leche que está servida en tazones sobre la mesa, se sienta en los sillones y se acuesta a dormir en una de las camas de la casa. Los osos regresan de su paseo, se percatan de la presencia de la intrusa y la espantan. Ricitos de oro escapa por una de las ventanas de la morada de los osos.

CRUDA REALIDAD La primera versión escrita de este cuento es de Eleanor Muir (1831): en ella, la intrusa no es una pequeña sino una vieja y malhumorada. Este cuento revela que después de que la anciana es descubierta, los osos la arrojan al fuego, intentan ahogarla y la empalan en la aguja de un campanario. En 1837. el poeta británico Robert Southey hizo su propia versión: el personaje principal seguía siendo una vieja iracunda, pero se omitió la venganza de los osos. Diversos expertos coinciden en que Ricitos de Oro era un cuento escocés sobre una zorra que se metía en la casa de unos osos y éstos la devoraban. Al parecer. Eleanor Muir, a la hora de traducir y adaptar el cuento, confundió la palabra 'zorra' con un adjetivo utilizado para referirse a las ancianas neuróticas. La mutación de la vieja a la niña fue obra de Joseph Cundall, quien en una nota introductoria a su cuento explica que hizo la transformación del personaje pero no ofrece una razón. Debido a que los cambios en este cuento no tuvieron propósito alguno. Bettelheim. en Psi-Í coanálisis de los cuentos de hadas, dice que "esta historia carece de algunas de las características más importantes de los verdaderos cuentos de hadas y no ayuda al niño a alcanzar una madurez emocional".

Imagen enviada


No nos abandonen
Hansel y Gretel (1812). de Jacob y Wilhein Grimm

VERSIÓN ROSA Después de ser abandonados por su padre y su madrastra, dos hermanos encuentran una casa hecha de pan y azúcar y comienzan a comer. La dueña era una bruja que los invita a entrar para devorarlos. La bruja encarcela a Hánsel y convierte a Gretel en su sirvienta. La mujer le pide a ésta que verifique si el horno está listo (para cocinar a Hánsel) y ella la engaña diciendole que no sabe cómo hacerlo. La bruja se mete al horno y Gretel la encierra. Los niños regresan a su casa y viven felices con su padre. Su madrastra ya había muerto.

CRUDA REALIDAD En la versión oral adaptada por los Grimm no existía la madrastra, en realidad era la madre quien pretendía abandonar a los niños. En la Edad Media, el abandono de los infantes a causa de la pobreza era una práctica relativamente común. Otra de las diferencias es que Gretel no encierra a la bruja en un horno, más bien la empuja a un caldero en el que muere hervida en el aceite. El simple encierro despoja de violencia al cuento, no obstante, según Bruno Bettel heim en Psicoanálisis de los cuentos de hadas, "los adultos tienden a creer que el castigo cruel a una persona malvada en los cuentos entristece y asusta Innecesariamente a un niño. Sin embargo, ocurre lo contrario: esta consecuencia final le demuestra que el castigo es adecuado al crimen cometido". A diferencia de otros cuentos. Hánsel y Gretel conserva el Ingenio femenino del personaje de Gretel. Francisca Noguerol. profesora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, asegura: "En los cuentos tradicionales las chicas son tan listas como lo son los chicos".

Imagen enviada


Malditos celos
Blancanieves (1937). adaptacion cinematografica de Disney

VERSIÓN ROSA Una princesa tenía una madrastra obsesionada con su propia belleza. Ella preguntaba todo el tiempo a su espejo mágico quién era la mujer más bella, y éste le respondía que ella era la más hermosa. Pero un día el espejo le dijo que Blancanleves, su hijastra, la había desplazado. La madrastra le encargó a un cazador que matara a Blancanleves en el bosque, pero éste se compadeció de la Joven y la dejó Ir. Blancanleves, entonces, huyó al bosque y se hospedó en la casa de siete enanos. La madrastra se enteró de que había sido engañada y la buscó para darte de comer una manzana envenenada. La doncella cayó en la trampa y se sumergió en un letargo similar a la muerte. Un principe la encontró en el bosque, la besó y con eso rompió el hechizo de la manzana. Se casaron y vivieron felices para siempre.

CRUDA REALIDAD La adaptación de los hermanos Grimm es muy similar a la de Disney salvo por un detalle: cuando Blancanieves está a punto de casarse con el principe, la madrastra acude a la boda y al verla enfurece. La gente que festejaba el casorio le llevó unos zapatos de hierro que habían sido metidos al fuego y la obligaron a usarlos hasta que cayó muerta. Un relato oral anterior también mantiene una diferencia significativa con las adaptaciones tanto de Disney como de los hermanos Grimm: la madrastra envidiosa y celosa es, en realidad, la madre de Blancanieves. "La base del cuento tradicional es el miedo al incesto: la niña está creciendo y la madre tiene celos y le preocupa que el padre comience a Interesarse por ella", dice Francisca Noguerol. profesora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca. Por su parte. Estela Socias. presidenta de la Academia Chilena de Literatura Infantil, expresa que esta transformación (de la madre a la madrastra) es positiva. "La madrastra egoísta no desea compartir el cariño del hombre que tiene a su lado con los hijos que no son suyos. Esta situación produce inseguridad en los niños. La transformación de este tipo de personajes hacen a los cuentos más reales." En su libro. Bettelheim explica que el narcisismo de la madrastra, asi como su castigo, son elementos importantes para que el niño comprenda que esta actitud es negativa. "El narcisismo es parte importante del carácter del niño. El pequeño debe aprender gradualmente a superar esta peligrosa forma de sentirse implicado en todas las cosas".

Imagen enviada

 

www.chilecomparte.cl


Etiquetado en Mitologia y Leyendas

Comentar este post

Joela 03/04/2016 15:08

Ya me sabía algunos relatos de éso. Sólo una cosa, no sé porque dicen que "es mejor cambiarle de ser la madre a la madrasta", si es precisamente lo que ha hecho Hollywood denostar los segundos o demás matrimonios después del primero. Haciendo siempre que el primero siempre ha sido el bueno.