En Tokio presentan robots mas avanzados del mundo

Publicado en por soviet

Un robot capaz de reconocer a su creador, brazos electrónicos para ensamblar a velocidad de vértigo y hasta un humanoide que juega al ping pong: lo último en robótica se muestra desde ayer en Tokio en la feria en la que participan casi 200 empresas.

La Exposición Internacional de Robots, que se celebra cada dos años en el centro Tokyo Big Sight, es la mayor cita mundial de un sector abanderado por Japón, país del que salen la mitad de los robots industriales del mundo.

Como no podía ser de otro modo, un robot humanoide fue el encargado de cortar la cinta de acceso al recinto, que presentaba un aspecto digno de una película de ciencia ficción.

Decenas de robots, la mayoría destinados a procesos industriales, exhibían sus aptitudes ante el numeroso público, mientras representantes de las 192 empresas participantes explicaban orgullosos sus características y las mejoras de los ingenios electrónicos.

Firmas como Toshiba o Mitsubishi, al lado de nombres menos conocidos como Anybots o ABB, llevaron a la capital nipona desde enormes máquinas para realizar procesos de automoción hasta minúsculos aparatos teledirigidos para operaciones de precisión.

Entre los que más llamaron la atención en la primera jornada de la feria estuvieron los robots humanoides, que en los últimos años han mejorado su “vista” y “tacto” gracias a los avances en óptica digital y al desarrollo de sensores eléctricos.

De los laboratorios de la nipona Kawada Industries, por ejemplo, ha salido Hiro, un artefacto con cámaras en los ojos y en las palmas de las manos, capaz de reconocer colores y formas y que se mueve gracias a un sistema operativo de
tiempo real.

Hiro, gracias a estas características, “es capaz de identificar un rostro”, explicó uno de sus creadores, Maksim Radev, mientras el robot le clavaba la mirada y seguía atento cada uno de sus movimientos.

Hiro mide poco más de metro y medio, pesa 70 kilos y es capaz de sostener 20 kilos sobre sus brazos y agarrar objetos de hasta dos kilos con cada
mano.

“Se puede controlar fácilmente utilizando el Windows XP, lo que lo hace muy accesible”, añadió Radev, que precisó que este robot no tiene uso industrial, al contrario que su compañero New Age, de apariencia similar.

Otra compañía, Anybots, exhibe un robot teledirigido, poco mayor que un aspirador doméstico, pensado para actuar como un “supervisor” a distancia en la era de la deslocalización.

“El robot puede estar por ejemplo en una fábrica en Japón mientras desde el otro lado del mundo alguien en el departamento de producción lo dirige y puede ver cómo va la producción a través de los ojos del robot”, indicó Daniel Casner, uno de sus creadores.

Si bien muchos de los ingenios son para uso industrial, su presencia en otros ámbitos es cada vez mayor según la Asociación de Robótica de Japón, se calcula que el mercado para los robots dedicados al sector
servicios supondrá 15 mil millones de dólares en 2015.

Así, en la feria se enseñaron ingenios como el robot Ping Pong, un androide que casi siempre gana, o Herby, un muñeco con forma de bebé pensado para que los ancianos lo estrechen contra su pecho, lo que permite que los sensores que el muñeco tiene implantados le midan el pulso e incluso realicen un electrocardiograma.

Está previsto que, al término de la feria, se conceda el galardón al Robot del Año.


Imagen IPB
Prototipo presentado en la muestra.

Otro prototipo humanoide


Imagen IPB


Fuente

Etiquetado en Ciencia y Tecnologia

Comentar este post