Juegos Olímpicos Nazis de Berlín 1936

Publicado en por soviet

 Durante dos semanas en agosto de 1936, la dictadura nazi de Adolf Hitler camufló su carácter racista y militarista mientras era anfitrión de las Olimpíadas de Verano. Dejando de lado su agenda antisemita y los planes de expansión territorial, el régimen explotó las Olimpíadas para impresionar a miles de espectadores  y periodistas extranjeros presentando la imagen de una Alemania pacífica y tolerante. Tras rechazar una propuesta de boicot contra las Olimpíadas de 1936, los Estados Unidos y otras "democracias" occidentales perdieron la oportunidad de adoptar una postura que - según manifestaron algunos observadores del momento - podría haber limitado el poderío de Hitler y respaldado la resistencia internacional a la tiranía nazi. Al concluir los Juegos Olímpicos, se aceleraron las políticas expansionistas de Alemania y la persecución de los judíos y otros “enemigos del estado”, lo que culminó en la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.

 

                                    Posted Image

Cronología

30 de enero de 1933 Hitler es designado Canciller de Alemania.

28 de febrero de 1933 Se suspenden las libertades de expresión, reunión y prensa, además de otros derechos fundamentales.

20 de marzo de 1933 Se abre, en Dachau, el primer campo de concentración permanente del régimen nazi.

1° de abril de 1933 Boicot organizado por los nazis contra los negocios de propiedad judía.

7 de abril de 1933 Se excluye a los judíos de los cargos gubernamentales, incluidos los cargos académicos en todos los niveles.

14 de julio de 1933 La nueva ley proporciona las bases para la esterilización forzosa de individuos con discapacidades, gitanos y negros.

Octubre de 1934 Primera gran ola de arrestos de homosexuales en toda Alemania.

16 de marzo de 1935 Se instaura el servicio militar obligatorio.

Abril de 1935 Se arresta a cientos de testigos de Jehová en toda Alemania.

15 de septiembre de 1935 Se anuncian leyes raciales y de ciudadanía contra los judíos en el congreso de Nuremberg.


6 de febrero de 1936 Se inauguran las Olimpíadas de Invierno en Garmisch-Partenkirchen.

7 de marzo de 1936 Las tropas alemanas marchan hacia la región del Rin sin encontrar resistencia.

16 de julio de 1936 Se recluye a aproximadamente 800 gitanos cerca de Berlín.

1° de agosto de 1936 Se inauguran las Olimpíadas de Verano de Berlín.


                                               
Posted Image

 

Elección de la organización

El Comité Olímpico Internacional atribuyó la organización de los Juegos Olímpicos de Verano a Berlín durante su congreso en Barcelona en el año 1931. La otra ciudad candidata para acoger la celebración era precisamente la ciudad condal. En aquella época, se comenzaba eligiendo la ciudad que organizaría los juegos de verano y luego, el comité olímpico nacional elegía el lugar de celebración de los juegos de invierno. Los Juegos Olímpicos de Invierno de 1924 y 1932 se celebraron en el mismo país en el que tuvo lugar la celebración de los juegos de verano. Fue por este motivo que el Comité Olímpico Alemán eligió las ciudades e Garmisch-Partenkirchen para acoger las competiciones invernales.

La elección de Alemania tuvo una carga política considerable debido a que devolvía la celebración de las grandes competiciones deportivas al país tras la Primera Guerra Mundial. Además de eso, los Juegos Olímpicos de 1916, que tuvieron que ser cancelados por la Gran Guerra iban a celebrarse en Berlín.

 

 

 

                                                           Posted Image

Ni prohibiciones ni internamientos consiguieron evitar que el 'ego' del Führer se derrumbara con la victoria de dieciocho atletas afroamericanos, que incluyen al campeón de cuatro medallas de oro en Berlín 1936, Jesse Owens.

                                                         Posted Image

Adolf Hitler y Joseph Goebbels firman autógrafos a miembros del equipo canadiense de patinaje artístico durante las Olimpíadas de invierno. Garmisch-Partenkirchen, Alemania, febrero de 1936.


Posted Image
Los siguientes países participaron en los juegos: Afganistán, Sudáfrica, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bermudas, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Checoslovaquia, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, Estonia, Filipinas, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, India, Italia, Japón, Yugoslavia, Letonia, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, México, Mónaco, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania, Suecia, Suiza, Turquía y Uruguay. Nunca antes habían participado tantos países en los Juegos Olímpicos.

                      Posted Image

Posted Image

Supresión de la violencia anti-judía

 
Durante los juegos, los carteles antisemitas fueron retirados de las calles.

Durante los juegos y en los meses previos, era necesario mostrar a los millares de visitantes todo lo que el país y especialmente el régimen tenían de bueno, para evitar así la cara oscura del régimen. De esta forma, las sucesivas campañas antisemitas, que habían sido constantes desde la llegada al poder de Hitler, fueron suprimidas. La violencia contra la comunidad judaica, particularmente visible en el verano del año anterior, casi desapareció. Los avisos prohibiendo o disuadiendo la presencia de judíos, que eran frecuentes en la entrada de muchas localidades y barrios (Juden sind nicht erwünscht - Los judíos no son deseados), u otros carteles de tenor semejante y dudoso gusto, fueron retirados por orden del Führer (tras la petición del conde Henri Baillet-Latour, el belga que presidía el Comité Olímpico Internacional), en febrero de 1936, inmediatamente antes de la inauguración de los juegos de invierno. Además de eso, Alemania aceptó incluir en su delegación una espadachina de esgrima de origen judío: Helene Mayer, que lograría una medalla de plata.


Posted Image

Infraestructuras

La construcción, decoración y renovación de infraestructuras deportivas y zona de ocio se realizó a un ritmo frenético, sin atender a los gastos, intentando mejorar la apariencia de las sedes de los juegos. El centro de las mayores atenciones sería naturalmente el Estadio Olímpico de Berlín.

 

 El estadio olímpico de Berlín proyectado por Werner March y Albert Speer.

Estadio Olímpico de Berlín

Los proyectos iniciales del nuevo estadio habían sido encargados al arquitecto Werner March. El estado sustituyó al Estadio Alemán (Deutsche Stadion) diseñado por Otto March (padre de Werner March) y construido entre 1912 y 1913 para ser sede de los Juegos Olímpicos de Verano de 1916, que terminaron por no celebrarse debido a la Primera Guerra Mundial.

Los proyectos de Werner March fueron rechazados por el propio Hitler durante su construcción; Hitler comparó el proyecto con un retrete moderno, en uno de sus típicos discursos. Hitler exigía que el estadio fuese el mayor de todos los que se habían construido en el mundo. Por supuesto tenía que ser considerablemente mayor que el estadio de los Juegos Olímpicos de 1932 en Los Ángeles. Hitler nunca dejaría de quejarse durante las obras por la alegada pequeñez del proyecto.

 


Posted Image

Posted Image

Posted Image

Diplomacia

Aprovechando las competiciones deportivas, Hitler y el Partido Nazi no perdieron la oportunidad de impresionar a los dignatarios extranjeros con demostraciones de hospitalidad extravagante. Joachim von Ribbentrop, al cual Hitler acababa de nombrar embajador en Londres pero que aún no había asumido el cargo, recibió a cientos de invitados extranjeros en cenas de gala en su mansión de Dahlem. Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda, dio una recepción con fuegos artificiales con más de mil invitados, esencialmente extranjeros en Havel (el lago junto a Berlín). Hermann Göring, en la época segundo de a bordo del régimen, sobrepasó a todos con su extravagancia festiva. Lara Salmain, un conservador francés miembro de la Casa de los Comunes, se quedó deslumbrado con una recepción ofrecida por Göring para 800 invitados en el ministerio del aire y comentó que nunca había habido una fiesta de ese calibre desde el tiempos de Luis XIV o incluso desde tiempos de Nerón.


Posted Image

Posted Image

Posted Image

Posted Image

Posted Image

Posted Image

Comentar este post