LOS 22 GRANDES INVENTOS ESPACIALES

Publicado en por soviet

son los que critican los multimillonarios presupuestos anuales de las agencias espaciales las grandes potencias Si embargo, muy pocos son los que saben que cada uno de nosotros utiliza diariamente una ampIia gama de productos y servicios que, en su día, fueron concebidos para solventar rnas vinculados problemas vinculados con el de la astronáutica o la exploración del cosmos.
y es que, con el paso de los una gran cantidad de equipos y sistemas patentados por compañias aerospaciales norteamericanas, soviéticas y europeas ha tenido una aplicación distinta a la original. Dos de más conocidos son los satélites meteorológicos y los sistemas GPS. El primero sirve para que de millones de ciudadanos do el mundo, por ejemplo. Programen sus fines de semana o sus horas de ocio y trabajo.

GRANDES DERIVADOS
La constelación de 24 satélites que conforma el sistema de posicionamiento global, o GPS, permite conocer la ruta a seguir o el punto exacto en el que estamos, y resulta de extremada utilidad para el auxilio y rescate de personas en caso de accidente. Sin embargo, de la tecnología espacial se derivan otros muchos productos tan utilizados como los ordenadores portátiles, las herramientas sin cable, el vidrio Pyrex, los antitérmicos, los termómetros digitales, los detectores de humor las fibras flexibles aislantes del frío y el calor, las pinturas anticorrosivas, las mantas aislantes, los sistemas de ahorro de energía de los electrodomésticos y los marcapasos.
Este también es el caso de los equipos para reciclado de agua, las ruedas lenticulares, los sistemas de corrección de imagen y sonido de los monitores de televisión, el código de barras, los alimentos deshidratados, las cocinas de vitrocerámica, los discos compactos, los joystick, las técnicas de protección antirrayado de las lentes de contacto, el calzado con sistema de amortiguación y el kevlár. No se trata de una lista exclusiva ya que, con nosotros, conviven otros muchos centenares de productos que nos ha legado el sector espacial.

ANTITÉRMICOS ESPACIALES
Todos los citados son herencia de la industria espacial y sirven para facilitar nuestro modo de trabajar y, sobre todo, para mejorar la calidad de vida de millones de personas. Aunque pueden transcurrir entre 5 y 10 años para que una tecnología concebida para su uso en el sector espacial tenga una aplicación diferente, y sea asequible a millones de personas, no cabe la menor duda de que la era espacial repercute positiva y directamente en nuestra vida cotidiana. La aparición y rápida evolución de los ordenadores portátiles se debe a la necesidad de las agencias espaciales norteamericana y soviética de contar con equipos ligeros, pequeños y compactos para
Controlar los sistemas de a bordo de las naves y estaciones espaciales. Otro ejemplo son las herramientas eléctricas portátiles que se utilizan en las industrias y los hogares. Su origen se remonta a los años 60, cuando la NASA tuvo que inventar herramientas para taladrar y recoger muestras de rocas lunares.
El popular y resistente vidrio Pyrex tiene su razón de ser en la búsqueda de un nuevo material con el que fabricar el espejo principal del importante telescopio de Monte Palomar, en Estados Unidos. Los medicamentos antitérmicos que se emplean para bajar la fiebre de niños y mayores fueron desarrollados con idénticos fines para los astronautas. Además, conseguían aliviar el malestar y evitaban efectos secundarios.


Imagen IPB
El kevlar, desarrollado para proteger a los astronautas de los micra meteoritos, se emplea en la confección de chalecos antibalas.

DE CABO CAÑAVERAL AL AUTOMOVIL
La inoperancia de los termómetros de mercurio en el espacio por la falta de gravedad dio como resultado los termómetros digitales. Estos miden la energía infrarroja del cuerpo humano y tienen su origen en las técnicas utilizadas para detectar el nacimiento de estrellas. El origen de los detectores de humo que podemos encontrar en hoteles y empresas para atajar un conato de incendio se encuentra en el Skylab, la primera estación espacial norteamericana (1973). La NASA puso a punto un sensor para detectar emanaciones de vapores tóxicos a bordo del complejo orbital.
Las fibras flexibles que aíslan del frío y el calor; y que visten los pilotos de Fórmula 1, los bomberos, y que también se utilizan en forros polares y calcetines térmicos, se inventaron para revestir los trajes de los astronautas. La necesidad de reducir los gastos de mantenimiento de las costosas instalaciones de lanzamiento de Cabo Cañaveral fue el origen de las actuales pinturas anticorrosivas que protegen las carrocerías de los vehículos y las grandes estructuras metálicas.


El código de barras surgió para controlar los millones de elementos que integran los programas espaciales.



HASTA EN LAS NEVERAS
También las doradas mantas aislantes que tenemos ocasión de ver en accidentes y grandes catástrofes, y que mantienen el 80% del calor que desprende el cuerpo humano, fueron creadas para aislar los vehículos espaciales del entorno cósmico y reflejar las señales de radio. Los sistemas de ahorro de energía que se emplean en frigoríficos, lavadoras, equipos de aire acondicionado y otros muchos electrodomésticos se inventaron para ahorrar energía a bordo de los satélites. Y qué decir de los modernos marcapasos, que han salvado la vida de tantos cientos de miles de personas en todo el mundo. Son una consecuencia de las aplicaciones desarrolladas para mantener un enlace permanente entre los satélites y las estaciones terrenas de control, seguimiento y recepción de de datos.
También debemos a la industria espacial los equipos para reciclar y purificar el agua :, se utilizan en hogares y núcleos urbanos. Surgieron de la necesidad de aprovechar cada gota del líquido elemento en los complejos orbitales. Este también el caso del sistema ajuste de las señales de teIevisión vía satélite, que se utiliza para reducir las deficiencias e imagen o sonido de las señales de televisión que envían satélites. Son una aplicación a la tecnología desarrollada la agencia espacial norteamericana para corregir los errores de las señales entre los centros:: de seguimiento terrestre y naves espaciales.


Imagen IPB

EJ aislante térmico de los satélites derivó en las mantas doradas utilizadas por los servicios médicos de emergencia.




DEL ESPACIO AL CICLISMO
Las ruedas lenticulares que emplean los ciclistas profesionales para rodar a gran velocidad se deben a estudios Ilevados a cabo por la NASA para mejorar el comportamiento aerodinámico de nuevos diseños de alas. El código de barras fue concebido en el seno de la industria espacial de Estados Unidos para controlar los millones de piezas que integra cada uno de los programas espaciales.
Introducido en el mercado: por vez primera a principios de la década de los 70, gracias a su rapidez, precisión y fiabilidad, se utiliza ampliamente en todo el proceso logístico y en los controles de presencia de personas. Pero, sobre todo. En la identificación de productos de venta al público, lo que hace que miles de millones de personas tengan diariamente contacto con este sistema de codificación.
Las técnicas concebidas para alimentar a los astronautas en el espacio han tenido como resultado la amplia gama de productos deshidratados y liofilizados que abundan en los supermercados, entre ellos las verduras deshidratadas o el café soluble. Productos que, cada día más, se cocinan sobre placas de vitrocerámica, que son una aplicación de los materiales empleados para hacer más resistentes los espejos de los telescopios espaciales.

SALVANDO VIDAS
Puede resultar curioso, pero los policarbonatos con los que se fabrican los discos compactos tienen su origen en el material con el que están fabricados los resistentes cascos de los astronautas. Y que decir de los joystick o controladores que se utilizan, por ejemplo, en los juegos de ordenador y en los vehículos para personas discapacitadas. Son una evolución del sistema de mando del primer vehículo lunar todo- terreno desarrollado por la NASA para el programa Apolo. También la tecnología antirrayado que se aplica a las gafas y lentes de contacto se inventó para proteger a las cámaras y telescopios espaciales de las radiaciones cósmicas. En cuanto a las zapatillas de deporte con sistema de aire para amortiguar los impactos y que, además, proporcionan estabilidad y flexibilidad, pocos saben que son una aplicación de la tecnología utilizada en las botas de los astronautas.
Muchos policías, bomberos y militares deben sus vidas al kevlar, un plástico de gran resistencia y poco peso que se utiliza principalmente para fabricar cascos y chalecos antibalas. Fue desarrollado por los ingenieros espaciales norteamericanos con la intención de disponer de prendas capaces de proteger a los astronautas de los micrometeoritos. Hoy se utiliza también para fabricar guantes resistentes a los cortes. Llantas y ruedas resistentes a pinchazos. De uno u otro modo, decenas de programas informáticos, piezas, equipos y avanzados sistemas dan el salto cada año a nuestros hogares procedentes de la industria asociada al sector espacial, lo que demuestra que existe un camino de ida y vuelta entre la exploración del cosmos y la sociedad.

Etiquetado en Ciencia y Tecnologia

Comentar este post